Fisura Anal

Historia de una fisura anal

 

Ese día al ir al baño,

Anna notó un pinchazo

Al principio pensó que no sería nada

pero al poco le hacía mucho daño

 

Una fisura se había hecho

Sus células intentaban repararla

Pero los microbios estaban al acecho

Y el dolor la atormentaba

 

Hasta que una buena amiga

le recomendó Hemoclin.

Tras la primera aplicación

ya dejó de sufrir

 

El gel atrapa los microbios

y no los deja adherirse al tejido rectal.

Estos malditos gérmenes

ya no pueden causar más mal!

 

Con los microbios desactivados

Las células de Ana pueden reparar la fisura

Que bien ha quedado

sin necesitar sutura!

 

Ana , feliz y aliviada,

puede volver a disfrutar.

Hemoclin es su aliado

con el que siempre podrá contar

 

Tú tambien puedes comprar Hemoclin!

Haz click abajo para disfrutar de este maravilloso producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *